THE MUSTANG

en Más información/Streaming/TV por

Rabia y libertad

The Mustang, el debut en la dirección de la también actriz Laure de Clermont-Tonnerre, puede recordar, desde cierto punto de vista, a The Rider (Chloé Zhao, 2017), en cuanto a la visión de un personaje masculino en transformación interna que debe luchar contra unos demonios internos que le impiden una relación normal con la realidad. Mientras que la película de Zhao jugaba con los paisajes e imaginarios del western, The Mustang toma los modos de las películas carcelarias para centrarse en Roman Coleman (Matthias Schöenaerts), quien cumple condena en una cárcel situada en medio del desierto de Nevada y muestra una clara predisposición hacia la violencia, incapaz, en términos generales, de manifestar emociones. Bajo su frialdad expresiva se encuentra una rabia contenida que puede explotar a la más mínima provocación. Roman recibe, puntualmente, la vista de su joven hija, Martha (Gildeon Adlon), quien está embarazada, y busca la manera de cerrar ciertos temas legales que, a su vez, supongan un distanciamiento total con su padre. Una peculiaridad del centro penitenciario en el que está encerrado Roman se encuentra en la existencia de un programa de rehabilitación basado en el trabajo con caballos salvajes –los llamados mustangs– que, tras ser capturados de su vida en libertad, se amansan para poder venderlos posteriormente en una subasta pública. Roman entrará en ese programa, no sin problemas, descubriendo que, quizá, tenga algún tipo de cualidad que desconocía para trabajar con caballos.




Para su película, Clermont-Tonnerre opta por una puesta en escena minimalista, con pocos diálogos y una historia en la que confluyen varias narrativas y conflictos a partir de un claro, y consciente, juego con una serie de estereotipos, tanto argumentales como visuales, que la cineasta, en términos generales, consigue trascender. La música de Jed Kurzel y la fotografía de Ruben Impens ayudan a que las imágenes conjuguen un hiperrealismo que tiene en Schöenaerts su mejor aliado al componer un personaje, para nada ajeno dentro de su carrera, que combina la fuerza con la vulnerabilidad, la calma con lo enérgico. Roman es el centro del relato, pero a su alrededor se configura una realidad única y singular, ajena al mundo. La relación que se establece entre Roman y el caballo que debe domar adquiere unas formas metafóricas y abstractas, tan simples como efectivas a la hora de conformar un itinerario de comprensión y redención personal que se ve, en determinados momentos, afectado por algunas fugas narrativas que no aportan demasiado al núcleo de una película que habla sobre el encarcelamiento, tanto interior como exterior, y de la libertad como un ámbito que, en ocasiones, debe ser conquistado.

Israel Paredes Badía


Francia-Bélgica, 2019. T.O.: “The Mustang”. Directora: Laure de Clermont-Tonnerre. Intérpretes: Matthias Schöenaerts, Jason Mitchell, Bruce Dern, Gideon Adlon, Connie Britton.  DISPONIBLE EN MOVISTAR+