LA HIJA DE UN LADRÓN

en Análisis/Críticas por

Distancias y rencores

HAY PELÍCULAS QUE NO NECESITAN EXPLICAR NADA de sus personajes para que estos lleguen al espectador en toda su dimensión. Piezas que hacen de sus silencios y de la esquiva condición de su estructura su esencia estilística, llenando la pantalla de unos aparentes tiempos muertos que resultan infinitamente más expresivos y reveladores que cualquier secuencia dialógica o cualquier tipo de explicación superficial.

Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.