Euphoria Temp. 1

en Más información/TV por

Lenguaje

HA SIDO LA SENSACIÓN TELEVISIVA DE LOS meses de verano, la serie de adolescentes que iba a escandalizar a los padres y que, para cuando leáis este texto, habrá sido arrasada por un par de nuevas series de moda probablemente. Euphoria, cuyo creador, Sam Levinson («hijísimo de», claro), ya logró una buena acogida con Nación salvaje el año pasado, resulta tan fascinante como caótica, acelerada, con una cámara en constante movimiento, poniendo imágenes a la omnipresente voz en off de la protagonista y con un caprichoso trabajo con el punto de vista, como repasar el timeline de Twitter sin la posibilidad de releer cualquiera de los tuits.

Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.