MUÑECO DIABÓLICO

en Análisis/Críticas por

Grand Guignol

LA FALTA DE SENTIDO DEL HUMOR QUE EMPONZOÑA hoy por hoy el ecosistema de la cultura popular hacía temer que esta nueva versión de Muñeco diabólico (1988), clásico popular de los años ochenta sobre un muñeco infantil, Chucky, que adquiere vida propia e impulsos psicopáticos cuando es poseído por el espíritu de un asesino en serie, resultase mortalmente seria, insípida o aburrida, epítetos que engloban el noventa por ciento del cine producido por Hollywood en los últimos años.

Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.