KURSK

en Análisis/Críticas por

Trágicamente impersonal

EL 12 DE AGOSTO DE 2000 NADA HACÍA presagiar una gran tragedia en el Mar de Barents. Lo más granado de la armada rusa había sido convocado para una demostración de fuerza a los tres meses de la toma de posesión de Vladimir Putin, con la que se debía de convencer al resto del mundo de que Rusia seguía siendo una gran y temible potencia militar. Entre los barcos movilizados en aquellas maniobras estivales se encontraba el submarino clase Oscar Kursk, botado en 1994, con 118 tripulantes a bordo.

Debes iniciar sesion para ver el resto del contenido. Por Favor . ?Aun no eres miembro? Unete a nosotros