Soy Cuba

en Clásicos/En busca del cine perdido por

Mikhail Kalatozov (1964)

DE LA MISMA MANERA QUE resulta imposible hablar de Sed de mal (Touch of Evil, 1958, Orson Welles) o de Psicosis (Psycho, 1960, Alfred Hitchcock) sin mencionar el plano-secuencia de la primera o la secuencia de la ducha de la segunda, hay otro tipo de películas que de entrada requieren, obligatoriamente, una necesaria introducción de índole histórica. Soy Cuba (1964) es una de ellas.

Debes iniciar sesion para ver el resto del contenido. Por Favor . ?Aun no eres miembro? Unete a nosotros