BERLÍN 2018: LA DIMISIÓN DE LOS ÚRSIDOS

en Especiales/Festivales por

La Berlinale sigue sin rumbo. Anacrónica, indefinida y errabunda, su 68ª edición, que se celebró del 15 al 25 de febrero, confirmó la escasa relevancia en el panorama cinematográfico del evento alemán más allá del poder de su mercado, primera gran toma de contacto entre productoras y distribuidoras en Europa. Al igual que ocurriera en Sundance, la última entrega del certamen berlinés ha ofrecido un catálogo escaso de títulos de interés, manteniendo la tónica gris del último lustro y socavando una decadencia con pocas posibilidades de viraje


Debes iniciar sesion para ver el resto del contenido. Por Favor . ?Aun no eres miembro? Unete a nosotros