PREVENGE

en Análisis/Críticas por

El sociópata nonato

EL CINE DE TERROR HA UTILIZADO CON RELATIVA frecuencia la amalgama de desequilibrios físicos y emocionales que provoca el embarazo como fuente de desasosiego. Habitualmente, estas narrativas partían desde un punto de vista inequívocamente masculino (Polanski, Cronenberg): al miedo visceral que causa el alumbramiento de un ser humano se le añade la inseguridad masculina que genera ver el cuerpo femenino convertirse en productor de vida.

Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.