Banda Sonora

en BSO/Más información por

Cuando la ceremonia de los Oscar parece que ha perdido interés, por las circunstancias que sean siempre sucede algún evento que promueve que todo el mundo vuelva a hablar de ellos. Ejemplos hay muchos como los rechazos por parte de George C. Scott y Marlon Brando, el hombre desnudo que corrió detrás de un David Niven muy sorprendido en la época de los streaking, la única aparición de Katharine Hepburn en toda la historia para entregar un premio a Lawrence Weingarten, el speech de Ingrid Bergman diciendo que el Oscar se lo merecía Valentina Cortese y el más famoso, el único ex-aequo a la mejor actriz de todas las ediciones entre Katharine Hepburn y Barbra Streisand en 1968.

Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.