Una vela para el diablo

en Cinema bis/Clásicos por

Eugenio Martín (1973)

CONCLUIDO SU PERÍODO «INTERNACIONAL», de repartos cosmopolitas e inversores anglosajones, focalizado en su alianza con el norteamericano Philip Yordan, jefe del departamento de guiones de Samuel Bronston, Eugenio Martín abre una nueva etapa en su carrera con Una vela para el diablo (1973) que, junto a El huerto del francés (Jacinto Molina, 1977) y La siesta (Jordi Grau, 1976), se erige en uno de los fundamentales exponentes de una corriente del Fantástico español (poco explorada/ explotada y no siempre con fortuna…

Debes iniciar sesión para ver el resto del contenido. Por Favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros