Poder absoluto (1997)

en Cine policiaco 1/SubDossiers por

Un «thriller» de cámara

CLINT EASTWOOD HABÍA ALCANZADO tres cumbres en sus respectivos géneros con las previas Sin perdón (Unforgiven, 1992), Un mundo perfecto (A Perfect World, 1993) y Los puentes de Madison (The Bridges of Madison County, 1995) cuando entregó un policíaco particular y sorprendente: tiene la hechura de un thriller de cámara, casi intimista, pese a abordar nada menos que la corrupción en el poder

Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.