Crimen y militarización

en Cine policiaco 1/SubDossiers por

Desde Heat (id. Michael Mann, 1995) hasta Comanchería (Hell or High Water. David Mackenzie, 2016), el cine policíaco estadounidense ha experimentado transformaciones estéticas y éticas que han originado un nuevo arsenal de imágenes e historias capaces de explicar, de interpretar, de reflexionar, acerca de la existencia del crimen, su naturaleza o el modo de combatirlo.Asimismo, veinte años de neonoirs, de thrillers, de crime movies, son también veinte años de vida social, económica, cultural y política norteamericana, convirtiendo al género en una virtual forma de «cine político», capaz de reflejar por igual qué piensan del crimen los espectadores de EE.UU. –o mejor, cómo lo perciben (victimizan)–, cuáles son sus fantasías o ansias de justicia y, muy especialmente, cómo cuestionan el orden instaurado por el establishment.


Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.