La luz entre los océanos

en Análisis/En Primer Plano por

Cruce de estilos

Con su nuevo largometraje, La luz entre los océanos, Derek Cianfrance hace una apuesta decidida para salir del injusto semianonimato al que de momento estaba relegado. Lo hace saliendo de su hábitat natural y aventurándose en latitudes que no tardan en descubrírsele demasiado ajenas. No solo es problema de los nuevos escenarios visitados, sino más bien de las exigencias de una de esas producciones que tiene demasiado claros sus objetivos, todos ellos con la mirada puesta en –y cegada por– las capas de oro que recubren las estatuillas de la Academia.


Contenido reservado para suscriptores. Para acceder al contenido haz el login siguiendo este link:
Para ingresar como nuevo miembro sigue este link: NUEVO MIEMBRO.